Foto de Ibon Martín

Foto: Asís G. Ayerbe

La carrera literaria de Ibon Martín (Donostia, 1976) no empezó en la novela sino en la literatura de viajes. Enamorado del paisaje y la geografía vasca, recorrió durante años todas las sendas de Euskadi y, poco después de terminar sus estudios de periodismo, puso en marcha un proyecto personal en el que recogió más de trescientas rutas que reunió en diversas guías. Sus recorridos no se limitaban a contar la belleza natural de una hermosa tierra sino que en sus textos latía el deseo de devolver a la vida los vestigios históricos y mitológicos que sus pasos descubrían.

El nacimiento de su primera novela, El valle sin nombre, se produjo de manera natural como modo de mantener ese cordón umbilical con sus raíces. Tras ella llegaron LOS CRÍMENES DEL FARO, El faro del silencio, La fábrica de las sombras, El último akelarre y La jaula de sal, una serie de cuatro libros inspirados por el thriller nórdico que se convirtieron en un éxito rotundo.

El paisaje continúa siendo uno de los protagonistas indiscutibles en La danza de los tulipanes, novela que supone su consagración definitiva, de la mano de Plaza & Janés y de una decena de editoriales de todo el mundo que la publicarán en sus respectivos idiomas.

En paralelo a sus pasos en el mundo del suspense, Ibon Martín ha creado LAS AVENTURAS DE ONIN, una colección infantil con la que ha conseguido que miles de niñas y niños se enamoren de la lectura.